Sobre las 12 virtudes (recopilación de recursos)

Agrupamos aquí diferentes entradas donde compartimos temas varios alrededor de 12 virtudes en diferentes contextos lasalianos, para maestros, para alumnos, para padres, para administradores, para Hermanos…







Vídeo 12 virtudes del buen maestro (en francés) 2017 Distrito Francia.
Texto en francés.
Texto en español.
Texto en inglés.

Adaptación de las 12 virtudes del buen maestro. Formación lasaliana en el año 1999. (Hno. Paco Chiva)


Publicado en Instantes lasalianos, Misión Compartida | Etiquetado , , , , , | Comentarios desactivados en Sobre las 12 virtudes (recopilación de recursos)

12 virtudes de un buen Hermano en el contexto de la Asociación.

Todos vosotros habéis oído hablar de las “12 virtudes del buen maestro”.

Quizás la palabra “virtud” nos suena a antigua. En el lenguaje actual solemos utilizar más el concepto “perfil”. El perfil muestra el ideal, lo más virtuoso que se podría pensar y esperar de una persona para determinada responsabilidad o misión.

En el mes de febrero servidor participó en un curso de formación permanente para un grupo de Hermanos del Distrito Antillas-México Sur. Durante cuatro días estuvimos trabajando el tema de la Asociación. Utilizamos allí indistintamente estos dos conceptos: virtud y perfil. Concretamente: ¿qué virtudes o qué perfil son los más adecuados para los Hermanos en el contexto actual de la misión compartida y la Asociación?

En esencia los dos conceptos, virtud y perfil, buscan marcar un camino para el crecimiento personal, desarrollar competencias y proponen una visión positiva, de futuro. ¿Qué tal entonces si ensayáramos y propusiéramos “Las 12 virtudes del buen Hermano en el contexto de la Asociación”?  No se trató solamente de tomar aquellas 12 virtudes y aplicarlas al hoy, se trató de refundarlas, partir de cero, algo así como…  si hoy, San Juan Bautista de La Salle nos propusiera a los Hermanos 12 virtudes: ¿cuáles elegiría? ¿cómo las explicaría?

Sigue leyendo
Publicado en Instantes lasalianos, Misión Compartida, Vida Consagrada | Etiquetado , , , | Comentarios desactivados en 12 virtudes de un buen Hermano en el contexto de la Asociación.

“Y solo Dios”. Nueva versión. Canción

Below in English – Plus bas en Français

Es una canción. No, más bien es un himno a San Juan Bautista De La Salle y a todos los lasalianos. Hace unos días Jorge Roig y Toni Bosch (autores de la canción y vídeo del Tricentenario) me hicieron llegar su versión de “Y solo Dios”. Me sentí impulsado a añadirle los rostros de tantos lasalianos que a lo largo del mundo ponen sus personas al servicio de la misión educativa. El vídeo está subtitulado con la letra.
La música y letra original son del Hno. Jaime Cea, antiguo alumno del Colegio La Salle de Córdoba (España). La compuso siendo novicio, en marzo de 1987. El Hno. Jaime Cea falleció poco tiempo después debido a un cáncer, pero su inspiración sigue inspirándonos a nosotros. Más abajo pueden encontrar la partitura original y el audio -para escuchar o descargar- de esta versión (formato MP3, 3,4 Mb).

Sigue leyendo
Publicado en "Clics" vocacionales o de fe, Instantes lasalianos, Misión Compartida | Etiquetado , , , , | Comentarios desactivados en “Y solo Dios”. Nueva versión. Canción

Encuentro con la Sombra. El poder del lado oscuro de la naturaleza humana. Libro.

Autor: Varios autores. Edición a cargo de C. Zweig y J. Abrams.

Editorial: Kairós. 1991. 

Páginas: 472.

Breve comentario:
En el contexto del acompañamiento personal recibo la invitación de leer el libro que ahora les presento. Todas las personas, por más que queramos negarlo, somos imperfectos y tenemos cualidades no desarrolladas, sensibilidad, vergüenza, ansia de poder, culpa y sufrimiento que no aceptamos. Cada persona tiene sus demonios, o su sombra. Nuestra personalidad no sólo está formada por lo que normalmente hacemos consciente (luz), sino también por esta parte más o menos inconsciente de nosotros mismos (sombra), con la cual tenemos la tendencia a no reconocer o a esconder. Podemos vivir siendo solamente lo que deseamos ser (la máscara que ofrecemos al mundo), o podemos vivir más plenamente, con más energía y creatividad, si somos capaces de integrar nuestra sombra y de aprender de ella. Hay un capítulo expresamente dedicado a la espiritualidad. La lectura es fácil y hay abundancia de ejemplos y explicaciones. Hay una frase que cita el libro y que dejo aquí al final: “En los momentos decisivos Dios está siempre del lado de la sombra, no del ego.” 

Sigue leyendo

Publicado en Acompañamiento espìritual, Libros sobre espiritualidad | Etiquetado , , , | Comentarios desactivados en Encuentro con la Sombra. El poder del lado oscuro de la naturaleza humana. Libro.

En tierra de todos, que es tierra abonada

Rdez Olaizola, J.M. En tierra de todos, Sal Terrae, Santander, 2020, 214 pp.

Necesitábamos esta “segunda parte”, que recuerda aquella primera de “En tierra de nadie”, no tanto porque la primera quedara incompleta, sino porque el tiempo transcurrido (casi 15 años) ha hecho que el contexto y también el tono con el que se ven las cosas, ha cambiado.

Olaizola nos lleva en dos partes del libro a recorrer lo que nos pasa hoy en día: en una primera, en temas que podríamos llamar “menos habituales” en nuestras conversaciones como gente de Iglesia (aunque sí dados al matiz periodístico cada “dos por tres”). Lo titula: “Saber dónde estamos“.

Y, en la segunda, hace mención al título del libro escrito hace quince años y que ahora, en esta parte del libro, titula “Vivir en tierra de nadie“, como si quisiera volver sobre aquello, pero dando un giro a los ojos, a la realidad de hoy y sus cambios.

El libro se lee de una manera ágil, amigable, que te confronta con temas “escabrosos” hoy y que el autor no teme dar una opinión, que no es en ningún momento apodíctica, sino que deja pie a que en esta Iglesia y en este mundo plural, uno pueda tomar postura de manera coherente, lúcida y poder decir una palabra, ya sea a nivel particular o en otros ámbitos más generales. No en vano, temas como “las personas en situaciones irregulares”, “las personas de orientación homosexual”, “Los dos amores” (curas casados); o bien, otros que son causa de cierta preocupación en el trato: los jóvenes, las mujeres, o el tema de los abusos… llevan al lector a tener que tomar también postura basados en la orientación que el autor propone (que no es la última palabra, por supuesto), pero que facilita mucho cómo entender las cosas.

La segunda parte, que ocupa casi la mitad del libro, permite hacerse cargo de las tensiones en que vivimos hoy en nuestra Iglesia (y en nuestro mundo), valorando mucho una Iglesia que es plural, acogedora, respetuosa de las diferencias y llena de sentido para muchos; lo cual no quita que sigan existiendo lagunas en su seno que podrían desmerecer todo lo anterior. Según el autor, es bueno tenerlas en cuenta, pero no olvidar que la Iglesia no es sólo la Jerarquía o los curas o los obispos o aquellas personas que sólo acertamos a ver en nuestro pequeño campo de visión (nuestro mundo cercano, la parroquia en la que nos movemos, etc.). Gracias a Dios, la Iglesia es mucho más de lo que percibimos y eso nos debe permitir ensanchar también la mirada hacia una Iglesia que vive y practica la comunidad (koinonia) , el servicio desinteresado (diakonia) , el testimonio (martyria) y la celebración (leitourgia) de la vida y del recuerdo admirable de Jesús.

El autor que recuerda con frecuencia en su libro actual lo que escribió hace quince años, invita al lector a darse cuenta de que sentirse en tierra de todos es como si a los cristianos de hoy, a la Iglesia le urge estar donde anida la gente, donde se vive y se disfruta, se duele y se apena. Y en esta tierra de todos, estamos llamados a no bajar la guardia, a sentirnos en tierra de todos diciendo nuestra palabra, que debe ser honesta, testimonial, aprendida del Evangelio y por ello, puede alumbrar sentido para otros. No hacerlo, nos condena a estar en tierra de todos, pero en el fondo, “en tierra de nadie”, porque la palabra y la acción de la Iglesia no valdría hoy para mucho (acaso, para nada). Por el contrario, hacerlo desde la Iglesia de Jesús, nos permite responder de modo afirmativo y querido a la pregunta de ¿por qué sigo aquí? (en esta Iglesia, alumbrando futuro, comprometiendo la vida en este empeño evangélico).

Termina el autor haciendo una alusión a su vida personal respondiendo a la pregunta anterior. Y recalcando que esta tierra de nadie es la tierra de todos, porque “... todo vivimos en gran medida la contradicción, la limitación, la ambigüedad y la imperfección humanas. Buscamos a Dios pero no lo poseemos. Aspiramos a la verdad pero no estamos libres de incertidumbres… Tal vez en nuestro horizonte asome alguna rigidez… pero lo más probable es que intentemos vivir una fe sólida, no exenta de dudas…” (pág. 211).

Nos ofrece un camino bonito, alentador, sugerente, positivo. Un libro para leer y saborear con el estilo de Olaizola que invita a meterse de lleno y responderse, también uno, ante lo que sucede. Porque estamos en “tierra de todos” donde se cuecen las grandes ocasiones de ser auténticos. Pues “… toca ahora intentar hacer una radiografía del presente, compartiendo la búsqueda, los anhelos las perplejidades, los desasosiegos y las esperanzas que esta Iglesia suscita en quienes, dentro de ella, seguimos queriendo amar, a la manera de Quien nos amó primero” (pág. 15). ¡Bonita singladura!

Publicado en Cuestiones de hoy, Eclesiología, Espiritualidad en la red, Libros sobre espiritualidad, Sin categoría, Temas de hoy | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en En tierra de todos, que es tierra abonada

Ningún carisma basta por sí solo. El final de los espacios cerrados. Libro.

Cozza, R. Ningún carisma basta por sí solo. El final de los espacios cerrados, Paulinas, Madrid, 2019, 187 pp.

Un libro que viene a completar una visión de lo que hoy en día conocemos como Misión Compartida. El autor, (religioso de los Josefinos de Murialdo) colabora en varias revistas y desea, desde esta publicación, insistir en algo que hoy la Vida religiosa debe tener como algo básico: no hace sola la Iglesia, ni es el último reducto de la “perfección” como antes se entendía. Hoy, se debe caminar por los senderos de la Misión que se comparte de manera total y a la que servimos todos, matizados por nuestros carismas, pero no como algo exclusivo, sino lleno de complementariedad.

A lo largo de once capítulos, va pasando revista a la situación actual de la Vida religiosa y cómo ha ido haciéndose fuerte en determinadas posturas (que la han fosilizado) y cómo debe caminar hacia realidades nuevas que suponen un cambio de rumbo en relación con las formas en las que había desarrollado su carisma.

Títulos como: “los carismas nacieron siendo laicos” o “la vida religiosa en la época de la ‘deriva funcionalista'” o “insignificantes si se pierden los horizontes eclesiales”, nos da una idea de por dónde apuntan los criterios del autor a la hora de reflejar cómo está la vida religiosa en relación conla situación actual y el mundomoderno.

Decididamente nos sitúa en un contexto nuevo, donde hoy el compartir la espiritualidad, la misión y, acaso, la vida, nos llevan por derroteros nuevos que, a veces (muchas veces) no encajan con las estructuras que ya tiene la vida religiosa hecha. Y por eso, podemos leer del propio autor: “… en la época de la alta velocidad, la causa de que un tren llegue siempre con retraso son las vías anticuadas y rígidas. Y, en cuestión de historia, llegar tarde es no llegar… Ante esta situación, sigue diciendo, ¿cómo se comportan las instituciones? La mayor parte están tentadas -de ahí su debilidad- de hace frente a la sensación de extrañeza fijando primordialmente su atención en lo funcional, en las estructuras organizativas, que se conservan como patrimonio que ofrece seguridad y dejando a un lado ser parábola del evangelio en este momento de la historia…” (pág. 157)

Es pues, una llamada de atención a poner nuestra vida al servicio de aquellos que comparten con nosotros esa misma ilusión carismática y ofrecer nuevas estructuras para no caer en carismas encerrados en el estrecho margen de los Institutos con ciertos años de historia. No se trata de desdeñar lo que se ha vivido con una enorme creatividad una vez desaparecidos el Fundador y los primeros integrantes del Instituto religioso, sino cómo, en la situación actual, se revive la intuición carismática y se adecúa a la nueva realidad de una Iglesia “Pueblo de Dios”, que quiere y desea seguir presentando el lado más creativo y dinámico del Evangelio en sus plasmaciones de “familia carismática”. Y esto supone ver las cosas con una novedad diferente donde haya espacios para el compartir y el vivir de manera también diferente laicos y religiosos en Misión, en espiritualidad y en vida compartida.

Todo lo anterior lleva a la Vida religiosa a buscar estructuras nuevas, espacios nuevos donde se haga fehaciente ese compartir a fondo la realidad carismáticas. No vale encerrar en los viejos moldes, como dice el autor, lo que ya se tiene como estructura canónica en el seno de la Vida religiosa (capítulos, consejos, etc.) sino explorar nuevas formas que den paso a aceptar como realidad de hoy la “familia carismática” como algo diferente, ilusionante y decisivo en el vivir de hoy. Es un desafío al que hay que aportar enormes dosis de creatividad, incluso dejando de lado algo que ya se tenía como seguro. Es un tiempo nuevo donde vivirlo así, como novedad, reclama lo que dice el autor: “En una época en el que los puntos de contacto entre la cultura actual y las formas históricas de la vida religiosa son muy pocos, es impensable hacerlos interactuar con reèrtorios no actualizados… Es decir, saldrán de la crisis los Institutos que sepan cómo vivir el momento presente como un hecho paradójicamente providencial y con la presteza que solo un hecho nuevo puede suscitar…” (pág. 163)

Publicado en Cuestiones de hoy, Eclesiología, Misión Compartida, Sin categoría, Temas de hoy, Vida Consagrada | Etiquetado , , , , , , , , | Comentarios desactivados en Ningún carisma basta por sí solo. El final de los espacios cerrados. Libro.

La espiritualidad de los laicos, en una eclesiología de comunión. Libro.

Autor: Estrada Díaz, Juan Antonio.

Editorial: San Pablo. Madrid 1992. 2ª edición. Biblioteca de teología nº 19. Páginas: 334.

Breve descripción:
Hace tiempo que había leído el libro, pero he tenido la necesidad de volver a revisar más sistemáticamente sus contenidos. Es un libro que presenta en lenguaje claro y actual la espiritualidad desde la experiencia secular. Expone cómo la espiritualidad debe definirse desde el seglar, no desde la Vida Religiosa o desde el sacerdocio. Dios no desplaza o niega al ser humano para actuar, sino que potencia lo humano, lo mundano, para crear el Reino de Dios. Es la consecuencia de la superación de la filosofía y teología que no había dialogado con la modernidad, y que no ha tenido en cuenta al Espíritu, el Dios olvidado de la teología católica.
Además, si queréis escuchar lo esencial del libro, en el siguiente vídeo hay 58 minutos de exposición y 30 minutos de preguntas y respuestas del autor, muy interesantes. También comentarios a la actualidad eclesial.


Índice del libro:

1.- La espiritualidad cristiana:
    1. El concepto de espiritualidad
    2. Del Dios cristiano al monoteísmo:
        1- La transcendencia de lo humano.
        2- De Jesús al Cristo.
    3. Los reduccionismos de un Dios sin Espíritu
        1- El antihumanismo religioso y el humanismo ateo.
    4. El Dios trinitario.
        1- El Espíritu que actualiza a Cristo.
        2- De los espíritus al Espíritu Santo.
    5. De Cristo a los cristianos
        1- Del inmovilismo a una tradición creativa.
    6. Vivir en el Espíritu.

Sigue leyendo
Publicado en Espiritualidad en la red, Libros sobre espiritualidad | Etiquetado , , , | Comentarios desactivados en La espiritualidad de los laicos, en una eclesiología de comunión. Libro.