Vivir la Pascua – 01 – Jueves Santo – Lo esencial.

– Necesitas cascos para escuchar la visualización.
– Puedes necesitar, para una de las meditaciones, imprimir algún mandala
y lápices o rotuladores de colores (4-7- pintar y regalar un mandala).

1.- Introducción a la jornada:

Esta primera parte en para ambientarnos y situarnos racionalmente en lo que celebramos. Te aconsejamos su lectura.  En los siguientes pasos te invitaremos a  meditar y orar.

Jesus+pan+de+vida2

 

Al llegar la Pascua los cristianos sacudimos las alfombras de nuestra existencia, quitamos el polvo de las rutinas de cada día, y nos sentamos para volver a aprender de nuestro maestro.

El Jueves Santo concentra la esencia de las enseñanzas de Jesús de Nazaret. A la luz de sus palabras y gestos obtenemos la clave para entender la novedad de Cristo. Este mensaje es tan profundo que, en realidad, precisamos toda la vida para asimilarlo. Necesitamos una Pascua cada año, para volver a lo esencial.

Así que tómate los próximos 60 minutos para poner un poco de orden en tu vida creyente. Vuelve a escuchar a tu Señor, déjate llevar por sus sueños, siéntete en medio de la última cena y céntrate de nuevo en la fe.

 

1.1.- Las comidas de Jesús

En los Evangelios aparece Jesús -en muchas ocasiones- invitado a comer o cenar con gente. No debió ser algo puntual, pues los mismos fariseos se lo criticaron:

“Porque vino Juan el Bautista, que ni come pan ni bebe vino, y decís que tiene un demonio.  Luego ha venido el Hijo del hombre, que come y bebe, y decís que es un glotón y bebedor” (Lc 5, 30)

Jesús come en casa de Leví (Mc 2, 15),
en casa de Zaqueo (Lc 19, 5),
cuando viene su familia a buscarlo y está comiendo en una casa (Mc 3, 20),
multiplica panes y peces para dar de comer (Mc 6, 30s),
compara el Reino de Dios a un banquete (Mt 22, 2s) donde los invitados no son los esperados (Lc 14, 16s)..

Que el cristianismo nos convoque a una comida/cena nos viene del mismo Jesús. Sentarse a la mesa, invitar o ser invitado es abrirse al otro, a los otros. Compartir mantel, escuchar, hablar, acoger, reír nos acerca al Reino.

jesús-comidas-fariseos

Jesús en casa de Zaqueo

 

 

1.2.- Jesús comía con gente indigna

Los fariseos están escandalizados con Jesús, no sólo porque va de comidas, sino sobretodo por con quiénes va:

¿Por qué coméis y bebéis con los cobradores de impuestos y los pecadores? (Lc 5, 30)

Publicanos, pecadores,  impuros, enfermos…

‘Sal en seguida a las calles y callejas de la ciudad, y trae acá a los pobres, a los inválidos, a los ciegos y a los cojos.’ (Lc 14, 21)

Los excluidos, los que piensan diferente, los que creen diferente, los que no te pueden devolver la invitación, los pobres, los apartados por la religión… son bienaventurados, tienen sitio en el banquete del Reino.

Observa el siguiente cuadro de Sieger Köder (si cliclas encima lo podrás ver más grande)
¿Quiénes son los sentados en la mesa?
¿Qué necesidades representan?
¿Dónde está Jesús?

koder-cen-02

1.3.- Para dar de comer

Jueves Santo es hacerse pan compartido. Es abrir nuestra carne, familia, comunidad, casa… abrirse y no cerrarse. Salir a los caminos para escuchar las necesidades. Salir de nuestros miedos y fobias para dar de comer, porque también es la única forma de curarnos.

Encerrar la religión es no entender a Cristo. Adorar un trozo de pan puede ser una ceremonia desenfocada e idólatra si tu vida no va acompañada de solidaridad y generosidad:

“Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber… (…)
‘Venid vosotros, los que mi Padre ha bendecido: recibid el reino que se os ha preparado desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me recibisteis, anduve sin ropa y me vestisteis, caí enfermo y me visitasteis, estuve en la cárcel y vinisteis a verme.’ 

Entonces los justos preguntarán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos de beber? ¿O cuándo te vimos forastero y te recibimos, o falto de ropa y te vestimos? ¿O cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?’ El Rey les contestará: ‘Os aseguro que todo lo que hicisteis por uno de estos hermanos míos más humildes, por mí mismo lo hicisteis.’  (Mt 25, 14s)

Jesús nos invita a hacernos también pan y vino para los demás:

“No es necesario que se vayan. Dadles vosotros de comer.” (Mt 14, 16)

goya-la-multiplicacic3b3n-delos-panes-y-los-peces

Jueves Santo es el día del amor fraterno, es el día de la caridad, de Caritas. Hacerse hermano y hermana, dar de comer, hacerse pan, ser eucaristía.

 

1.4.- Dejarse lavar los pies.

Pues Jesús también comió con fariseos. En Lc 7, 36-50 está de comida con un tal Simón. En esto que aparece una mujer pecadora (en las sociedades patriarcales casi todas son tenidas como pecadoras) que se pone a llorar su dolor a los pies del Maestro. Simón quedó escandalizado por la actitud comprensiva de Jesús… ¡incluso le perdona sus pecados! y ¡alaba la fe de la mujer!

Supongo que Jesús tampoco se esperaba que apareciese aquella mujer de mala fama.
¡Qué contrate de actitudes entre el fariseo y la mujer!

mujer lava¿Y si Jesús aprendió de esta mujer el gesto que más tarde realizará en su Última Cena?
Dejarse lavar los pies. Ponerse a lavar los pies.
Sentirse acogido y amado por Dios. Ponerse a amar como Dios ama.

Observa el siguiente cuadro:
– ¿Qué parece estar pensando Pedro?
– ¿Por qué uno de los discípulos se lleva las manos a la cabeza?
– ¿Qué está haciendo el de más a la izquierda?

cristo-lavando-pies-pedro-ford_maddox Dejarse lavar los pies implica asumir el servicio como la actitud cristiana ante los demás. El instinto de supervivencia nos lleva a querer dominar la situación, a las personas; nos lleva hacia arriba. El Jueves Santo nos hace ir hacia abajo: dejarse tocar los pies, lavar los pies.

La madre de Santiago y Juan quiere lo mejor para sus hijos… que estén a derecha e izquierda del Mesías. Aún piensa con criterios del Antiguo Testamento. Y el resto de los doce se molestan, aún no han entendido a Jesús:

“Cuando los otros diez discípulos oyeron todo esto, se enojaron con los dos hermanos. Pero Jesús los llamó y les dijo:
–Sabéis que, entre los paganos, los jefes gobiernan con tiranía a sus súbditos y los grandes descargan sobre ellos el peso de su autoridad. Pero entre vosotros no debe ser así. Al contrario, el que entre vosotros quiera ser grande, que sirva a los demás; y el que entre vosotros quiera ser el primero, que sea vuestro esclavo. Porque, del mismo modo, el Hijo del hombre no ha venido para ser servido, sino para servir y dar su vida en pago de la libertad de todos.” (Mt 20, 24-38)

papa-lavatorio-4Si el Papa Francisco, en su primera misa crismal (Jueves Santo 2013), pedía a los ministros de la Iglesia que sean pastores con “olor a oveja”, este Jueves Santo podríamos pedir que nuestra iglesias “huelan a pies”. Bueno, ya sé que no es agradable, puede que a muchos no les motive la comparación… ¡pero es lo que hay! Para lavar los pies habrá que descalzarse, admitir nuestras miserias, airear heridas, distracciones, errores…  y dejarse perfumar por el perdón de Dios.

Si no te han perdonado… no puedes amar mucho.

“Por esto te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; pero aquel a quien poco se perdona, poco amor manifiesta.” (Lc 7, 47)

 

1.5.- Hacerse samaritano.

Jueves Santo es la síntesis del mensaje de Jesús. Todas las sentencias, enseñanza y parábolas de Jesús se transforman en pan y vino. La vida entera de Jesucristo está condensada en este día.

Contempla ahora el siguiente cuadro de Vincent Van Gogh:
– Localiza el sacerdote… ¡lo lejos que está de un Dios compasivo!
– Al escriba, su saber intelectual tampoco le asegura amar al prójimo.
– Justamente el alejado (samaritano, forastero, infiel) es el que se hace prójimo.

Vincent_Willem_van_Gogh_022– Le sube en su cabalgadura.
– Le lava las heridas.
– Le lleva a hospedar.
– Le paga la factura.
– Deja promesa de pagar posible deuda…

Jueves Santo nos revela cómo es el Dios de Cristo:
Uno: Un Dios Padre que nos acoge y nos levanta (como el padre bondadoso de la parábola del Hijo Prógido).
Dos: Un Dios Hijo que nos lava y besa los pies, para curarnos de todo mal.
Trino: Un Dios Espíritu que, por el don del Padre y la resurrección del Hijo, nos habita. Es ya espíritu de nuestro espíritu. Fuego que hornea el pan que somos. Levadura que fermenta el vino nuestra existencia.

trinitat_barroSi quieres leer más sobre esta obra…

 

 

 

2.- Ejercicio de presencia, para disponer cuerpo, mente y espíritu.

En esta segunda parte te ofrecemos un ejercicio de silencio, relajación  y visualización (tipo Hara). Necesitas estar en un lugar tranquilo, poder cerrar lo ojos y escuchar el ejercicio. Cuando termine el audio, mantente en silencio y déjate llevar del Espíritu.

 

 

 

 

3.- La Palabra guía nuestro corazón.

En la tercera parte  parte vas a meditar la Palabra de Dios.
Hemos seleccionado dos textos de la liturgia de hoy. Si el encuentro es en grupo podéis disponer en el lugar de reunión de una jofaina, agua y toalla; también pan y vino. Céntrate en las lecturas, no leas otras cosas. Repite las lecturas las veces que creas conveniente. Sé paciente. Hasta que generen un eco, un fuego, en tu corazón.

 biblia-gildo

 

Lectura de la Primera Carta a los Corintios:      1 Cor 11, 23-26

Porque yo recibí del Señor esta enseñanza que os he transmitido: que el Señor Jesús, la noche en que fue traicionado, tomó pan en sus manos, y después de dar gracias a Dios lo partió y dijo: “Esto es mi cuerpo, entregado a muerte en favor vuestro. Haced esto en memoria de mí.” Así también, después de la cena tomó en sus manos la copa y dijo: “Esta copa es el nuevo pactor confirmado con mi sangre. Cada vez que bebáis, hacedlo en memoria de mí.” De manera que, hasta que venga el Señor, proclamáis su muerte cada vez que coméis de este pan y bebéis de esta copa.

 

 

Lectura del Evangelio según San Juan:          Jn 23, 1- 24, 5

Era la víspera de la fiesta de la Pascua. Jesús sabía que le había llegado la hora de dejar este mundo para ir a reunirse con el Padre. Él siempre había amado a los suyos que estaban en el mundo, y así los amó hasta el fin.
El diablo ya había metido en el corazón de Judas, hijo de Simón Iscariote, la idea de traicionar a Jesús. Durante la cena, Jesús, sabiendo que había venido de Dios, que volvía a Dios y que el Padre le había dado toda autoridad, se levantó de la mesa, se quitó la ropa exterior y se puso una toalla a la cintura. Luego vertió agua en una palangana y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla que llevaba a la cintura.
Cuando iba a lavar los pies a Simón Pedro, este le dijo:
–Señor, ¿vas tú a lavarme los pies?
Jesús le contestó:
–Ahora no entiendes lo que estoy haciendo, pero más tarde lo entenderás.
Pedro dijo:
–¡Jamás permitiré que me laves los pies!
Respondió Jesús:
–Si no te los lavo no podrás ser de los míos.
Simón Pedro le dijo:
–¡Entonces, Señor, no solo los pies, sino también las manos y la cabeza!i
Pero Jesús le respondió:
–El que está recién bañado no necesita lavarse más que los pies, porque todo él está limpio. Y vosotros estáis limpios, aunque no todos.
Dijo: “No estáis limpios todos”, porque sabía quién le iba a traicionar.
Después de lavarles los pies, Jesús volvió a ponerse la ropa exterior, se sentó de nuevo a la mesa y les dijo:
–¿Entendéis lo que os he hecho? Vosotros me llamáis Maestro y Señor, y tenéis razón porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros. Os he dado un ejemplo para que vosotros hagáis lo mismo que yo os he hecho.

 

 

 

4.- Meditación.

Ahora dispones de algunas oraciones, vídeos que pueden guiar tu pregaria. Utiliza lo que necesites, pero no lo consumas todo. No se trata de llenarte de cosas de fuera, sino de contemplar desde tu interior. Incluso es mejor si no necesitas nada de lo que a continuación ponemos.

 

4.1.- Amando hasta el extremo (versión 01,  video en youtube)

Vuelve a escuchar la canción de la visualización con ayuda de imágenes.

 

 

4.2.- Amando hasta el extremo (versión 02, video en youtube)

Vuelve a escuchar la canción de la visualización con imágenes ultima cena y letra para poder cantarla.

 

 

pan-y-vino

 

4.3.- DÉJAME SER BODEGA (Urribarri, Florentino. Al viento del Espíritu)

Ya sé que no puedo ser bosque,
pradera, lago, árbol,
rosa, estrella, aire…;
tampoco primavera
ni horizonte;
y que no valgo para el canto
ni para ser guitarra, flauta o piano.

¡Este barro fue modelado por otros vientos,
y renunció a muchos proyectos!
Pero déjame ser bodega
de sueños, vinos y encuentros.

Y déjame fermentar
y aspirar
y embriagarme
y hablar,
movido por tu Espíritu,
de tus hechos y proyectos,
de tus pascuas y signos…

 

Ya sé que no puedo, pero déjame…

 

jesus-ultima-cena

 

4.4.- GESTOS DE AMOR FRATERNO (Urribarri, Florentino. Al viento del Espíritu)

Cenar con los amigos,
abrirles el corazón sin miedo,
lavarles los pies con mimo y respeto,
hacerse pan tierno compartido
y vino nuevo bebido.
Embriagarse de Dios,
e invitar a todos a hacer lo mismo.

Visitar a los enfermos,
cuidar a ancianos y niños,
dar de comer a los hambrientos
y de beber a los sedientos;
liberar a presos y cautivos,
vestir a los desnudos,
acoger a emigrantes y perdidos,
sepultar dignamente a los muertos.
No olvidarse de los vivos,
e invitar a todos a hacer lo mismo.

Enseñar al que no sabe,
dar buen consejo al que necesita,
corregir al que se equivoca,
perdonar injurias y torpezas,
consolar al triste,
tener paciencia con las flaquezas del prójimo.
Pedir a Dios por amigos y enemigos,
e invitar a todos a hacer lo mismo.

Trabajar por la justicia,
empeñarse en una paz duradera,
decir “no” a las armas,
desvivirse en proyectos solidarios,
reducir nuestras cuentas y carteras,
Superar las limosnas.
Amar hasta el extremo,
e invitar a todos a hacer lo mismo.

Ofrecer un vaso de agua,
brindar una palabra de consuelo,
denunciar leyes injustas,
parar el viaje de los negocios propios,
cargar con el herido
aunque no sea de la familia,
salir de mi casa y círculo
-chiringuito, grupo o castillo-.
Construir una ciudad para todos,
e invitar a todos a hacer lo mismo.

Realizar el trabajo debidamente.
No defraudar a Hacienda.
Respetar la dignidad de todos.
Defender los Derechos Humanos.
Romper fronteras y guetos.
Dudar de fortunas y privilegios.
Crear desconcierto evangélico.
Amar como Él nos ama,
e invitar a todos a hacer lo mismo.

Etcétera, etcétera, etcétera…

Un gesto sólo, uno solo
desborda tu amor,
que se nos ofrece como manantial de vida.
Si nos dejamos alcanzar y lavar,
todos quedamos limpios,
como niños recién bañados,
para descansar en tu regazo.

¡Lávame, Señor!

¡Lávanos, Señor!

 

pan

 

4.5.- Oda al pan – (Pablo Neruda)

Pan,
con harina,
agua
y fuego
te levantas.
Espeso y leve,
recostado y redondo,
repites el vientre
de la madre,
equinocial
germinación
terrestre.

Pan,
qué fácil
y qué profundo eres:
en la bandeja blanca
de la panadería
se alargan tus hileras
como utensilios, platos
o papeles,
y de pronto,
la ola
de la vida,
la conjunción del germen
y del fuego,
creces, creces
de pronto
como
cintura, boca, senos,
colinas de la tierra,
vidas,
sube el calor, te inunda
la plenitud, el viento
de la fecundidad,
y entonces
se inmoviliza tu color de oro,
y cuando se preñaron
tus pequeños vientres,
la cicatriz morena
dejó su quemadura
en todo tu dorado
sistema de hemisferios.

Ahora,
intacto,
eres
acción de hombre,
milagro repetido,
voluntad de la vida.
Oh pan de cada boca,
no te imploraremos,
los hombres
no somos
mendigos
de vagos dioses
o de ángeles oscuros:
del mar y de la tierra
haremos pan,
plantaremos de trigo
la tierra y los planetas,
el pan de cada boca,
de cada hombre,
en cada día,
llegará porque fuimos
a sembrarlo
y a hacerlo,
no para un hombre sino
para todos,
el pan, el pan
para todos los pueblos
y con él lo que tiene
forma y sabor de pan
repartiremos:
la tierra,
la belleza,
el amor,
todo eso
tiene sabor de pan,
forma de pan,
germinación de harina,
todo nació para ser compartido,
para ser entregado,
para multiplicarse.
Por eso, pan,
si huyes
de la casa del hombre,
si te ocultan,
te niegan,
si el avaro
te prostituye,
si el rico
te acapara,
si el trigo
no busca surco y tierra,
pan,
no rezaremos,
pan,
no mendigaremos,
lucharemos por ti con otros hombres,
con todos los hambrientos,
por todos los ríos y el aire
iremos a buscarte,
toda la tierra la repartiremos
para que tú germines,
y con nosotros
avanzará la tierra:
el agua, el fuego, el hombre
lucharán con nosotros.
iremos coronados
con espigas,
conquistando
tierra y pan para todos,
y entonces
también la vida
tendrá forma de pan,
será simple y profunda,
innumerable y pura.
Todos los seres
tendrán derecho
a la tierra y a la vida,
y así será el pan de mañana,
el pan de cada boca,
sagrado,
consagrado,
porque será el producto
de la más larga y dura
lucha humana.
No tiene alas
la victoria terrestre:
tiene pan en sus hombros,
y vuela valerosa
liberando la tierra
como una panadera
conducida en el viento.

 

4.7.- Siéntate a la mesa. Eres amado por Dios (Hno. Juan González)
(Motivación-catequesis Jueves Santo 2015 (1)-1, se abrirá en nueva ventana)

 

 

4.8.- Pintar y regalar un mandala.
En el siguiente enlace puedes encontrar plantillas para pintar un mandala. Si tienes tiempo puedes meditar mientras pintas. Se trata de concentrarte en poner color a la plantilla, y hacerlo con la actitud espiriual apropiada… Pinta pensando en las personas que te han querido o te quieren… pinta pensando en las personas a las que deberías querer más.

Puedes imprimirlos en pequeño y pintar varios… regalalos, son tu meditación.

 

 

4.9.- La misa sobre el mundo.
Texto de Pierre Teilhard de Chardin (archivo en pdf, 7 páginas, se abrirá en otra ventana)  misa_sobre_mundo

 

4.10.- Orar en una galería de arte.
Oración con otros cuadros de Sieger Koder:  (archivo pdf, 17 páginas,  se abrirá en otra ventana) .Sieger Koder-jueves santo

5.- De compromiso en compromiso.

La fe, bien vivida, nos hace mejores personas, saca de dentro de nosotros lo mejor, activa nuestra energías y nos hace comprometernos por un mundo más humano y justo. ¿A qué compromiso te lleva tu vivencia espiritual? Si no se te ocurre nada, en la tabla siguiente puedes tener alguna pista.

compromiso joven

zapatillas1– ¿Qué compañero/a de tu clase o grupo necesitaría tu apoyo?

– ¿En tu casa… de qué trabajos o servicios te escaqueas?

– ¿Estas eligiendo estudios solamente pensando en tu bienestar?

– ¿Has pensado en ofrecerte para ser voluntario en alguna organización de ayuda a los demás?

– ¿Qué muestras de afecto ofreces a cada uno de tus familiares?

– ¿Cuidas tu espiritualidad? ¿Cómo?

apuesta educadora

Invent – ¿Estás siendo creativo en la preparación de tus clases, talleres o intervenciones?

– ¿Vives tu labor educativa como una carga? ¿Qué podrías hacer para ponerle más entusiasmo?

– ¿Haces explícitos los valores en tu tarea educativa? ¿Hablas en cristiano alguna vez?

– ¿Eres equilibrado entre “mostrar afecto y exigir” a tus educandos?

– ¿Tienes localizado al educando a quien te costaría mucho “lavar los pies”?– ¿Tienes tiempo para escuchar?

generar
familia

familia– ¿Les dedicas a tu familia el suficiente tiempo?

– ¿El bienestar material es lo prioritario en tu familia? ¿Y lo espiritual por dónde anda?

– ¿Transmites valores cristianos a tus hijos? ¿Acompañas su fe?

– ¿Participas en algún grupo cristiano donde poder alimentar y hacer evolucionar la fe?

– ¿Cuida y alimentas la relación de pareja?

– ¿Participáis como familia en alguna acción solidaria? (Caritas, ONGd…)

– ¿Y en algún proyecto continuado con inmigrantes, comedor social, enfermos…?

 


6.- Seguir descubriendo a Dios.

6.1.- Exposición del Santísimo.
Al final de la tarde, después de la celebración de la Cena del Señor,  en todas las iglesias de la cristiandad se expone el Santísimo (el pan consagrado). Es una tracidición que se generalizó a partir del barroco, por eso encontrarás, en la mayoría de los casos, un lugar apartado en la iglesia bien recargado de plantas, flores y con una custodia de materiales preciosos.

– Sal a pasear a esa hora y entra en alguna de las iglesias. Acércate al “monumento” (así suele llamarse esta exposición de la custodia en jueves santo) y siéntete conectado con todos los cristianos del mundo que en este día orientan su vida a Jesús de Nazaret. Quizá la decoración no te invite a mucho, pero céntrate en las personas que rezan, especialmente en aquellas que viven peligrosamente su ser cristiano.

exposicioneucaristica

6.2.- Getsemaní.
Muy bonito, bellas palabras… todo esto del amor… bla, bla, bla.
Ojalá el mundo fuera un nido de amor.
Sería estupendo que todas las personas fueran serviciales, y nos laváramos los pies unos a otros. Qué pasada si cada uno nos partiéramos (pan-cuerpo) y entregáramos nuestra vida (vino-sangre) por los demás.
Claro que superaríamos todo conflicto. No habría guerras…

Pero el mundo no funciona así.
Lo que nos ofrece Jesús… ¿es válido?

Si, sí …ojalá el Reino de Dios ya estuviera aquí.
Pero no lo está.

El final de la historia de Jesús es, al menos, un misterio.
A Jesús se lo llevaron por delante, lo hicieron desaparecer. Chantajearon a las autoridades romanas para que permitieran su ejecución.
No interesaba lo que proponía Jesús. Cambiaba la religión. Desmontaba la justificación del Templo, las Leyes y las prácticas religiosas de su época. Fue una amenaza para el poder religiosos, y después para el poder político.
Y todo esto, Jesús se lo veía venir:
– él había optado por la no-violencia… ¿qué podría hacer ante los violentos?
– él había elegido a sus doce apóstoles… pero se enteraron poco, y se quedaron dormidos esa noche.
– él había dedicado discursos y parábolas para enseñar a la gente… pero en los momentos difíciles no iban a apoyarle.
– él había predicado en nombre de Dios… ¿y dónde está Dios? …parece que le va a abandonar, no va a hacer nada.

¿Qué mal lo debió pasar Jesús?
No sólo por el sufrimiento físico que se podía imaginar. Sobretodo porque la muerte parecía inevitable.
¡Qué tentación de abandono más grande!
¿Por qué no huir?

… ya se oye un tumulto que viene… le van a detener… acepta beber este cáliz.

 

Bien, bien… sabemos el final de la historia: dicen que Dios lo resucitó… pero ¿quién me asegura a mí que la buena noticia de Jesús no es un engaño?
– ¿Y si la vida no tiene otro sentido que el que cada uno quiera darle?
– ¿Y si todo es azar y no hay ningún Dios que dé la razón a Jesús?
– ¿Y si con la muerte acaba todo?
– ¿Y si no somos más que seres con el dramático inconveniente de ser conscientes de nuestra nada?

En Getsemaní todo es duda.

This entry was posted in Espiritualidad en la red, Pistas para oración personal y comunitaria, Poemas, oraciones y salmos and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario