To touch hearts. The pedagogical spirituality of St. John Baptist De La Salle. Libro.

(Mover corazones. La pedagogía espiritual de San Juan Bautista De La Salle)

Autor: George Van Grieken, FSC.

Editorial: Lasallian Resource Center, 4403 Redwood Road, Napa, California. USA, 2019
ISBN 9781070523996
394 páginas.

Enlace para este libro en Amazon

Breve descripción:
Este libro llegó a mis manos a través del mismo autor. Acabamos de formar junto con otros lasalianos un grupo internacional para profundizar la espiritualidad lasaliana y me lo ofreció para su lectura. Así, he podido acceder a uno de los pocos estudios sistemáticos que poseemos sobre nuestra espiritualidad. He leído esta edición en inglés, más académica (tesis de doctorado) . Más abajo van a encontrar ustedes los enlaces a una primera versión (2002) que, tanto en inglés como en español, exponen de manera más resumida y sin notas a pie de página, las ideas más importantes que desarrolla el Hno. George Van Grieken. A pesar de mi precario inglés, me ha resultado de fácil lectura, las ideas están muy bien hilvanadas y ordenadamente expuestas. En cuanto a contenido, quisiera anotar cómo el autor recalca la idea que espiritualidad y pedagogía, espíritu de fe y celo, van juntos y crecen juntos en la experiencia lasaliana, tantos en nuestros orígenes como en la actualidad. Son muy interesantes los 10 compromisos operativos básicos que propone el autor para dinamizar nuestra espiritualidad (más abajo están nombrados), asimismo la fundamentación y desarrollo de los mismos (también les he transcrito uno de ellos, como muestra). Me gustaría que pudiéramos reflexionar, adaptar, glosar en nuestras propuestas formativas y prácticas espirituales estos compromisos, son muy iluminadores. Además, creo que, pensando en la internacionalidad y pluralidad de nuestra misión lasaliana, la lectura del texto me plantea las siguientes cuestiones: ¿cómo fundamentar una experiencia espiritual compartida con otros credos religiosos dentro de nuestras propias obras educativas? ¿cómo “decir Dios” en medio de una cultura secularizada y donde ya no funciona, para la mayoría de nuestros educadores, una antropología y/o filosofía clásica? En el contexto de misión compartida y de Asociación ¿cómo vamos a desarrollar la dimensión comunitaria de nuestra espiritualidad? y ¿qué va a aportar en el futuro la Vida Religiosa (los Hermanos y las Comunidades de Hermanos)? Animo a todos los lasalianos a leer la aportación del Hermano George y ensayar respuestas creativas.

Brief description:
This book came into my hands through the same author. We have just formed, together with other Lasallians, an international group to deepen Lasallian spirituality and he offered it to me for reading. Thus, I was able to access one of the few systematic studies that we have on our spirituality. I have read this edition in English, which is more academic (doctoral thesis). Below you will find links to a first version (2002) which, both in English and in Spanish, sets out in a more summarized way and without footnotes, the most important ideas developed by Brother George Van Grieken. In spite of my precarious English, I found it easy to read, the ideas are very well put together and orderly. As for content, I would like to note how the author emphasizes the idea that spirituality and pedagogy, spirit of faith and zeal, go together and grow together in the Lasallian experience, as much in our origins as in the present. Very interesting are the 10 basic operative commitments that the author proposes to energize our spirituality (they are named below), as well as their foundation and development (I have also transcribed one of them for you, as an example). I would like that we could reflect, adapt, gloss in our formative proposals and spiritual practices these commitments, they are very enlightening. Furthermore, I believe that, thinking about the internationality and plurality of our Lasallian mission, the reading of the text raises the following questions for me: how to base a spiritual experience shared with other religious creeds within our own educational works? how to “say God” in the midst of a secularized culture and where, for the majority of our educators, a classical anthropology and/or philosophy no longer works? In the context of shared mission and Association, how are we going to develop the community dimension of our spirituality, and what will Religious Life (the Brothers and the Communities of Brothers) bring in the future? I encourage all Lasallians to read Brother George’s contribution and try creative responses.

Enlace de una primera versión (2002) en inglés del Libro en Amazon
Link to a first (2002) English version of the book on Amazon

Enlace para la edición en español (traducción del Hno. Agustín Ranchal) de la primera versión del Libro en Amazon (141 páginas).
Link for the Spanish edition (translation by Brother Agustín Ranchal) of the first version of the Book in Amazon (141 pages)


Book’s contents:

CHAPTER I-
SETTING THE CONTEXT
Introduction
Overview
Definition of Terms
Limitations
Context
Catholic Schools Today
Lasallian Schools Today
Lay Teachers in Catholic Education
Lay Colleagues in Lasallian Schools


CHAPTER II –
THE HISTORICAL CONTEXT OF DE LA SALLE
17TH CENTURY HISTORICAL AND SOCIAL CONTEXT.
Introduction
The Historical/Political Context.
The Economic Context
The Social Context
17TH CENTURY SPIRITUALITY.
The Religious Context
17th Century French Spirituality
17TH CENTURY PEDAGOGY
The Educational Context
The Pedagogical Context

CHAPTER III
THE LIFE AND HISTORY OF DE LA SALLE
Introduction
EARLY YEARS
De La Salle’s Early Life
De La Salle’s Vocation and Education
BEGINNINGS
First Involvement with Community
Forming a New Community
De La Salle’s Critical Commitment
The Association Stabilizes
GROWTH
Expanding the Work
Emerging from Disaster
Consolidating the Society
Further Expansion
CHALLENGES WHILE EXPANDING
Dueling With Church Authorities
Dueling With the Masters
Expansion Continues
Difficulties Amidst Succes
LAST YEARS
Southern France
Final Years

CHAPTER IV –
THE SPIRITUALITY OF DE LA SALLE FROM HIS WRITINGS
Introduction
THE WRITINGS OF DE LA SALLE
Major Pedagogical Works
Major Community Works
The Formation of De La Salle’s Convictions
THE SPIRITUALITY OF DE LA SALLE
The Formation of De La Salle’s Commitments & Practices
A Definition of Lasallian Spirituality
The Key Relationship Between Faith and Zeal
The nature of faith and of zeal
The integration of faith and zeal
The context of faith and zeal

CHAPTER V –
COMPONENTS OF DE LA SALLE’S PEDAGOGY
STUDENTS, TEACHERS, & THEIR RELATIONSHIPS
Introduction
EDUCATIONAL LITERATURE AND DE LA SALLE’S PEDAGOGY
ELEMENTS OF PEDAGOGY
THE BROTHER
The Brother’s Calling
What a Brother Is To Be
What a Brother Is To Have
THE STUDENT
The Identity of Students
The Experience of Students
The Approach Toward Students
The Resulting Student
THE TEACHER/STUDENT REALTIONSHIP
Based on Absolute Responsibility
With Properly Detached Perspective
With Fraternally Attached Devotion
For Inspiring Genuine Piety
According to the Model of Jesus Christ and His Disciples

CHAPTER VI
COMPONENTS OF DE LA SALLE’S PEDAGOGY
THE ACTIVITY OF THEACHING AND THE SCHOOL
Introduction
THE CONDUCT OF SCHOOLS AND DE LA SALLE’S PEDAGOGY
ELEMENTS OF PEDAGOGY
THE ACTIVITY OF THEACHING
From the Meditations
Sharing in the Work of Salvation
Permeated by Faith
Joining Zeal with Action
Marked by Individual Care
Engaged in Touching Hearts
THE ACTIVITY OF TEACHER
From the Conduct of Schools
The Simultaneous Method
Practical Perspectives and Using the Vernacular
Elements of Individualized Attention
THE SCHOOL
From the Meditations
Why Have Christian Schools
Community Aspects of the Schools
Scholl Characteristics
FROM THE CONDUCT OF SCHOOLS
The Role of Discipline
The Influence o Silence
A Reserved Attitude of Respect
THE PLACE OF RELIGION IN THE SCHOOL
Christian Instructions: Both Direct and Indirect
More Than Catechetical Centers & Catechists

CHAPTER VII
THE OPERATIVE COMMITMENTS OF DE LA SALLE’S PEDAGOGCIAL SPIRITUALITY
INTRODUCTION
CURRENT PROPOSALS FOR LASALIAN CHARACTERISTICS
Lasallian Characteristics Accoding to Br. Luke Sal, F.S.C.
“Characteristics of Lasallian Schools” Document
Lasallian Characteristics According to Br. Jean-Guy Rodrigue, F.S.C.
LASALLIAN OPERATIVE COMMITMENTS
A shared Mission in the Spirit of Faith and Zeal
The Spirit of Faith
The Spirit of Zeal
RATIONALE AND REALIZATION
Centered In and Nurtured By the Life of Faith
Trusting Providence in Discerning God’s Will
With Creativity and Fortitude
Through the Agency the Holy Spirit
Incarnating Christian Paradigms & Dynamics
With Practical Orientation
Devoted to Education, Accessible & Comprehensive
Committed to the Poor
Working in Association
Expressing a Lay Vocation
THE DYNAMIC NATURE OF THE MODEL

CHAPTER VIII
IMPLICATIONS FOR THE FORMATION OF EDUCATORS
Introduction
THE CONDUCT OF SCHOOLS AS A GUIDE TO TEACHER EDUCATION
THE FORMATION OF LASALLIAN EDUCATORS
Contend and Approach of Teacher Formation
Implications for Educators
Recruiting Teachers
Sustaining/Evaluating Teachers
Implications for the School
TEACHER FORMATION STRUCTURES
A Lasallian Commitments Workshop
The Structure
Strategies for Introducing Lasallian Operative Commitments
Development of Further Resources
LASALLIAN MISSION AND VISION STATEMENT
Annotated Mission Statement
Annotated Vision Statement

BIBLIOGRAPHY

Índice del libro:

CAPÍTULO I-
PRESENTACIÓN DEL CONTEXTO
Introducción
Visión general
Definición de los términos
Limitaciones
Contexto
Las escuelas católicas de hoy
Las escuelas lasalianas de hoy
Maestros seglares en la educación católica
Compañeros seglares en las escuelas lasalianas

CAPÍTULO II –
EL CONTEXTO HISTÓRICO DE DE LA SALLE
CONTEXTO HISTÓRICO Y SOCIAL DEL SIGLO XVII.
Introducción
El contexto histórico y político.
El contexto económico
El contexto social
LA ESPIRITUALIDAD DEL SIGLO XVII.
El contexto religioso
Espiritualidad francesa del siglo XVII
LA PEDAGOGÍA DEL SIGLO XVII
El contexto educativo
El contexto pedagógico

CAPÍTULO III
LA VIDA E HISTORIA DE DE LA SALLE
Introducción
PRIMEROS AÑOS
Los primeros años de vida de La Salle
La vocación y la educación de La Salle
COMIENZOS
Primera participación con la comunidad
Formar una nueva comunidad
El compromiso crítico de La Salle
La Asociación estabiliza
CRECIMIENTO
Expandiendo el trabajo
Surgiendo del desastre
Consolidar la sociedad
Mayor expansión
DESAFÍOS DURANTE LA EXPANSIÓN
Confrontación con las autoridades de la Iglesia
Confrontación con los maestros
La expansión continúa
Dificultades en medio del éxito
ÚLTIMOS AÑOS
Sur de Francia
Años finales

CAPÍTULO IV –
LA ESPIRITUALIDAD DE DE LA SALLE DESDE SUS ESCRITOS
Introducción
LOS ESCRITOS DE DE LA SALLE
Principales obras pedagógicas
Principales obras de la comunidad
La formación de las convicciones de La Salle
LA ESPIRITUALIDAD DE DE LA SALLE
La formación de los compromisos y prácticas de La Salle
Una definición de la espiritualidad lasaliana
La relación clave entre fe y celo
La naturaleza de la fe y celo
La integración de fe y celo
El contexto de fe y celo

CAPÍTULO V –
COMPONENTES DE LA PEDAGOGÍA DE DE LA SALLE
ESTUDIANTES, PROFESORES Y SUS RELACIONES
Introducción
LITERATURA EDUCATIVA Y LA PEDAGOGÍA DE LA SALLE
ELEMENTOS DE LA PEDAGOGÍA
EL HERMANO
La llamada del Hermano
Lo que un Hermano debe ser
Lo que un Hermano debe tener
EL ESTUDIANTE
La identidad de los estudiantes
La experiencia de los estudiantes
El enfoque hacia los estudiantes
El estudiante resultante
LA RELACIÓN MAESTRO/ESTUDIANTE
Basado en la responsabilidad absoluta
Con una perspectiva de distanciamiento apropiado
Con devoción fraternal
Para inspirar una religiosidad genuina
Según el modelo de Jesucristo y sus discípulos

CAPÍTULO VI
COMPONENTES DE LA PEDAGOGÍA DE DE LA SALLE
LA ACTIVIDAD DE LA ENSEÑANZA Y LA ESCUELA
Introducción
LA CONDUCTA DE LAS ESCUELAS Y LA PEDAGOGÍA DE LA SALLE
ELEMENTOS DE LA PEDAGOGÍA
LA ACTIVIDAD DE LA ENSEÑANZA
De las Meditaciones
Compartir en la obra de la salvación
Permeado por la fe
Uniendo el celo con la acción
Marcado por el cuidado individual
Comprometido en mover los corazones.
LA ACTIVIDAD DE MAESTRO
De la conducta de las escuelas
El método simultáneo
Perspectivas prácticas y uso de la lengua vernácula
Elementos de la atención individualizada
LA ESCUELA
De las Meditaciones
Por qué tienen las escuelas cristianas
Aspectos comunitarios de las escuelas
Características de la escuela
DE LA CONDUCTA DE LAS ESCUELAS
El papel de la disciplina
La influencia del silencio
Una actitud reservada de respeto
EL LUGAR DE LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA
Instrucciones cristianas: directas e indirectas
Más que centros catequéticos y catequistas.

CAPÍTULO VII
LOS COMPROMISOS OPERATIVOS DE LA ESPIRITUALIDAD PEDAGÓGICA DE LA SALLE
INTRODUCCIÓN
PROPUESTAS ACTUALES PARA LAS CARACTERÍSTICAS LASALIANAS
Características lasalianas según el H. Luke Sal, F.S.C.
Documento “Características de las Escuelas Lasalianas”.
Características lasalianas Según el Hno. Jean-Guy Rodrigue, F.S.C.
COMPROMISOS OPERATIVOS LASALIANOS
Una misión compartida en el espíritu de fe y celo
El Espíritu de la Fe
El espíritu de celo
JUSTIFICACIÓN Y REALIZACIÓN
Centrado y alimentado por la vida de la fe
Confiar en la Providencia para discernir la voluntad de Dios
Con creatividad y fortaleza
A través de la Agencia el Espíritu Santo
Encarnando paradigmas y dinámicas cristianas
Con orientación práctica
Dedicado a la educación, accesible y completa
Comprometido con los pobres
Trabajando en asociación
Expresando una vocación laica
LA NATURALEZA DINÁMICA DEL MODELO

CAPÍTULO VIII
IMPLICACIONES PARA LA FORMACIÓN DE LOS EDUCADORES
Introducción
LA CONDUCTA DE LAS ESCUELAS COMO GUÍA PARA LA EDUCACIÓN DE LOS MAESTROS
LA FORMACIÓN DE LOS EDUCADORES LASALIANOS
El contenido y el enfoque de la formación de los maestros
Implicaciones para los educadores
Contratación de profesores
Sostener/evaluar a los maestros
Implicaciones para la escuela
ESTRUCTURAS DE FORMACIÓN DE PROFESORES
Un taller de compromisos lasalianos
La estructura
Estrategias para introducir los compromisos operativos lasalianos
Desarrollo de nuevos recursos
DECLARACIÓN DE LA MISIÓN Y VISIÓN LASALIANA
Declaración de misión comentada
Declaración de visión comentada

BIBLIOGRAFÍA


Texts that I highlight


“The educational spirituality that animates the Institute’s activity remains more experienced than clearly articulated” (Pag 6)

“It will be a ‘pedagogical spirituality’ instead of an ‘educational spirituality’ because of De La Salle’s own emphasis on the details surrounding the art of teaching, the requirements for practical education, the training of teachers, and the dignity of the teaching profession. His spirituality will be seen to emerged out of pedagogical praxis; education’s approach, implementation, and context. The term ‘educational spirituality’ remains too general for the kind of specify that De La Salle came to appropriate…” Nota 16 Pág 7

“It will be demonstrated that Lasallian pedagogy arises out of, and is nurtured by, Lasallian pedagogy.” (Pag. 9)

“Christ is found not only in prayer, community, and personal holiness. Christ is found and given in the classroom” (Pág 163)


“Lasallian pedagogical spirituality calls forth ten basic operative commitments… In ways proper to each vocation, Brothers and lay partners express their Lasallian identity through their ever-deepening engagement in these operative commitments.
The ten commitments are presented in the form of attributes, qualities that identify the specific commitments of Lasallians character. As such, they become operative when joined with particular activities…

The first set of five commitments are more directly related to the spirit of faith, they speak of inner dynamics of Lasallian pedagogical spirituality. The second set of five commitments are more directly related to the spirit of zeal; they speak of dynamics of Lasallian pedagogical spirituality that reach outward, that color the mission that flows from Lasallian identity.

The Spirit of Faith

1) Centered in and Nurtured by the Life of Faith: Christian faith provides the motivation, the context, the direction, and the support for the mission of Lasallian education.

2)Trusting Providence in Discerning God’s Will: God guides those engaged in the Lasallian mission with absolute trustworthiness. The work is God’s; were God’s instruments.

3) With Creativity and Fortitude: When the invitation to the Lasallian mission is clear, God blesses and supports that which is done with imagination and determination, ingenuity and endurance.

4) Through the Agency of the Holy Spirit: The Spirit of Christ effects the work of salvation through prayerful persons open to God’s dynamic presence both within their souls and in expressing their Lasallian mission.

5) Incarnating Christian Paradigms and Dynamics: The Lasallian mission brings alive and brings present Gospel realities and the essential elements of Christian life within the world of education.

The Spirit of Zeal

6) With Practical Orientation: Lasallian education strives to be realistic in its approach, its ends, and its goals. Prayer is put to work; practicality counts.

7) Devoted to Education, Accessible and Comprehensive: Lasallian education must be accessible to all who desire it, and it must include all that constitutes a complete Christian education.

8) Committed to the Poor: Lasallian education makes every effort to be of service to the poor, to make educational service of the poor an effective priority.

9) Working in Association: Lasallian education is accomplished as a common dedication to the shared mission of education, one marked by cooperation and complementarity.

10) Expressing a Lay Vocation: Lasallian education is a lay vocation expressing and encouraging common baptismal realities as followers of Jesus Christ.” (Pág 314-316)


Textos que subrayo

“La espiritualidad educativa que anima la actividad del Instituto sigue siendo más experimentada que claramente articulada” (Pág 6)

“Será una ‘espiritualidad pedagógica’ en lugar de una ‘espiritualidad educativa’ debido al énfasis que La Salle puso en los detalles que rodean el arte de la enseñanza, los requisitos de la educación práctica, la formación de los maestros y la dignidad de la profesión docente. Su espiritualidad se verá emerger de la praxis pedagógica; el enfoque, la implementación y el contexto de la educación. El término ‘espiritualidad educativa’ sigue siendo demasiado general para el tipo de especificaciones que La Salle llegó a apropiarse…” Nota 16 Pág 7

“Se demostrará que la pedagogía lasaliana surge y se nutre de la pedagogía lasaliana”. (Pag. 9)

“Cristo se encuentra no sólo en la oración, la comunidad y la santidad personal. Cristo se encuentra y se da en el aula” (Pág 163)

La espiritualidad pedagógica lasaliana suscita diez compromisos operativos básicos… En maneras propias de cada vocación, los Hermanos y los colaboradores seglares expresan su identidad lasaliana a través de su compromiso cada vez más profundo en estos compromisos operativos.
Los diez compromisos se presentan en forma de atributos, cualidades que identifican los compromisos específicos del carácter lasaliano. Como tales, se vuelven operativos cuando se unen a actividades particulares…

Los cinco primeros compromisos están más directamente relacionados con el espíritu de fe; hablan de dinámicas internas de la espiritualidad pedagógica lasaliana. Los otros cinco compromisos se relacionan más directamente con el espíritu de celo. Hablan de las dinámicas externas de la espiritualidad pedagógica lasaliana, y dan color a la misión que fluye a partir de la identidad lasaliana.

El Espíritu de Fe

1) Centrados y alimentados por la vida de fe. La fe cristiana aporta la motivación, el contexto, la dirección y el apoyo para la misión de la educación lasaliana.

2) La confianza en la Providencia al discernir la voluntad de Dios. Dios guía con fidelidad absoluta a aquellos implicados en la misión lasaliana. Se trata de la obra de Dios. Sólo somos instrumentos de Dios.

3) Con creatividad y fuerza. Cuando la invitación a la misión lasaliana es evidente, Dios bendice y apoya todo lo que se realiza con imaginación y determinación, ingenio y tenacidad.

4) Por medio del Espíritu Santo. El Espíritu de Cristo influye en la obra de la salvación mediante personas orantes abiertas a la presencia dinámica de Dios tanto dentro de sus almas como al expresar su misión lasaliana.

5) Encarnando los modelos y dinámicas cristianos. La misión lasaliana da vida y hace presente a las realidades del Evangelio, así como a los elementos esenciales de la vida cristiana dentro del mundo de la educación.

El Espíritu de Celo

6) Con una orientación práctica. La educación lasaliana procura ser realista en su acercamiento, sus fines y sus objetivos. Es la oración aplicada a la acción. El sentido práctico cuenta.

7) Dedicados a una educación asequible e integral. La educación lasaliana debe ser accesible a todos los que la desean, y debe incluir todo lo que constituye una educación cristiana completa.

8) Comprometida con los pobres. La educación lasaliana realiza todo su esfuerzo para estar al servicio de los pobres, para hacer del servicio educativo de los pobres una prioridad efectiva.

9) Trabajando en asociación. La educación lasaliana se lleva a cabo como dedicación común a la amplia misión educativa de la Iglesia. Está marcada por: cooperación, colaboración y complementariedad.

10) Expresión de una vocación laical. La educación lasaliana es una vocación laical que expresa, anima y alienta la realidad bautismal común como seguidores de Jesucristo. (Pág 314-316)


Centered In and Nurtured By the Life of Faith

De La Salle’s first concern in all that he did, whether for himself, for the Brothers, or for the Christian School, was the life of faith, the reality of God’s saving presence in Jesus Christ. There was simply nothing else that finally merited his attention. His own journey of true conversion to the Gospel began with his family upbringing. It came into focus with his increasing involvement in the work of Nyel’s schoolteachers, and it was deeply established with the challenges, suffereings, and constant requirements associated with establishing the Christian Schools. If his faith as a teenage canon was bright, confident, promising, and exciting, his faith as a 60-year-old Founder of the Brothers was deep, experienced, fulfilling, and sublime. The faith that had grown rich and deeply rooted with age was a faith made strong through exertion and adversity. Formidable obstacles lay forgotten in its wake, and joyful anticipations sustained by a profound spiritual life drew it into an adventurous future. Its call was relentless and unmitigating. The same penetrating realization of faith became the core and the support of the Institute that De La Salle founded. Overflowing into a zeal for salvation as part of an educational community alive with the Holy Spirit of faith was the cornerstone of the Christian School, the spirit that established the Lasallian School, in the 17th century and today, primarily exists so that the life of faith may be procured by those most in need of its life-giving graces.

The environment within faith is to take root today is significantly differenced from that in which De La Salle and the Brothers lived. Faith today faces an uphill climb. Contemporary cultural challenges include societal pressures, uncompromising scientific paradigms, and personal expectations of simple, instant, painless fulfillment. Today’s therapeutic age is characterized by a tendency to only focus attention within essentially subjective limits. The habituated parameters of life in a technologically sophisticated televisual culture appear to only permit a transcendence couched in miraculous terms (Cf. movies about angels and life beyond-death, the pursuit of psychic and drug-induced experiences, the interest in parapsychology and life in outer space, etc.). Other voices of transcendence based on the experienced salvific faith-life of the church may expect to face a cacophony of voices more adept at criticizing the limitations of that faith-life’s historical exercise than at delving into its essentially experiential dynamics.

Yet the untamed particularity of personhood continues to place mystery at the center of ‘the search for meaning’. The life of authentically lived faith continues to present openings onto an alternative paradigmatic praxis. The Lasallian School is one place where the mystery of faith’s effective dynamism may be subjectively encountered and realistically engaged. Whether it fulfills that task depends on the authenticity with which the life of faith is lived within the school’s diverse elements.

For the ideal appropriation of this Lasallian commitment:

The student – seriously considers the ever-present movements of God’s grace within which his/her own life dwells. God’s living presence comes to be gradually discerned and appreciated through both curricular requirements and extracurricular activities. Religion classes, retreat, and service projects focus the effort.

The teacher – enters into God’s life through efforts of ever-deeper engagements of faith, and introduces the paradigm of God’s saving grace to students by providing the knowledge, skills, and dispositions needed for Christian maturity in today’s society. God’s offer of salvation through Jesus Christ comes alive in his/her teaching ministry.

The Brother – is fully committed to ‘look upon everything with the eyes of faith, to do everything in view of God and to attribute all to God’ (R5) This faith enkindles ‘an ardent zeal for those confided to their care in order to open their hearts to receive the salvation revealed in Jesus Christ’ (R7) His life of prayer supports and shapes his work.

The teacher/student relationship – focuses on procuring the salvation of souls, sharing in God’s salvific stance vis-à-vis humanity through a compassionate concern for the total welfare of this student in this situation. Faith, as the ‘assurance of things hoped for’, doesn’t doubt the good that can be accomplished by virtue of this relationship. The activity of teaching – begins with a foundational faith in the authenticity of one’s teaching content and in the receptivity of the students. The activity of teaching brings about the crystallization of personal characteristics. Students remember little of what they learn, but they remember much from whom they learn. The teacher’s Christian character demonstrated in the activity of teaching ushers students towards Christian maturity.

The school – initiates, demonstrates, and supports a realistically rendered life of faith. Its structures strive to establish authentic Christian pedagogy, the actualized dynamics of God’s saving presence. Such a schools is one where faith is more than an element of conversation, more than one pedagogical piece among many. It is as natural as breathing.

The Brother Community – strives, through its internal and external dealings, to bring faith alive and to put it to work. It sustains a life centered on the person of Jesus Christ and the mission of education. The Gospel is its first and principal Rule (R6), and the work of education is its primary concern (R7).” (Pg 320-321)

[Desarrollo de uno de los compromisos operativos básicos]
“Centrados y alimentados por la vida de la fe

La primera preocupación de La Salle en todo lo que hizo, ya sea para sí mismo, para los Hermanos o para la Escuela Cristiana, fue la vida de fe, la realidad de la presencia salvadora de Dios en Jesucristo. Simplemente no había nada más que realmente mereciera su atención. Su propio camino de verdadera conversión al Evangelio comenzó con su educación familiar. Se enfocó con su creciente participación en el trabajo de los maestros de la escuela de Nyel, y se estableció profundamente con los desafíos, sufrimientos y requerimientos constantes asociados con el establecimiento de las Escuelas Cristianas. Si su fe como canónigo adolescente era brillante, confiada, prometedora y emocionante, su fe como fundador de los Hermanos a los 60 años era profunda, experimentada, satisfactoria y sublime. La fe que se había hecho rica y profundamente arraigada con la edad era una fe hecha fuerte a través del esfuerzo y la adversidad. Formidables obstáculos fueron dejados atrás, y las gozosas expectativas sostenidas por una profunda vida espiritual la llevaron a un futuro aventurero. Su vocación fue firme y persistente. La misma comprensión profunda de la fe se convirtió en el núcleo y el apoyo del Instituto que La Salle fundó. Rebosar en un celo por la salvación como parte de una comunidad educativa viva con el Espíritu Santo de la fe fue la piedra angular de la Escuela Cristiana, el espíritu que estableció la Escuela Lasaliana, en el siglo XVII y en la actualidad. La Escuela existe principalmente para que la vida de fe sea procurada por aquellos que más necesitan sus gracias vivificantes.

El ambiente de fe que se va a arraigar hoy en día es muy diferente al que vivieron La Salle y los Hermanos. La fe hoy en día se enfrenta a una difícil situación. Los desafíos culturales contemporáneos incluyen presiones sociales, paradigmas científicos inflexibles y expectativas personales de una realización fácil, instantánea e indolora. La era terapéutica actual se caracteriza por una tendencia a centrar la atención sólo dentro de límites esencialmente subjetivos. Los parámetros habituales de la vida en una cultura televisiva tecnológicamente sofisticada parecen permitir únicamente una trascendencia expresada en términos milagrosos (Cf. las películas sobre ángeles y la vida más allá de la muerte, la búsqueda de experiencias psíquicas y de drogas, el interés por la parapsicología y la vida en el espacio exterior, etc.). Otras voces de trascendencia basadas en la vida de fe salvadora experimentada de la iglesia pueden esperar enfrentarse a una cacofonía de voces más adeptas a criticar las limitaciones del ejercicio histórico de esa vida de fe que a profundizar en su dinámica esencialmente experiencial.

Sin embargo, la indómita singularidad de la persona sigue colocando el misterio en el centro de la “búsqueda de sentido”. La vida de la fe vivida auténticamente continúa presentando aperturas hacia una praxis paradigmática alternativa. La Escuela Lasaliana es un lugar donde el misterio del dinamismo efectivo de la fe puede ser encontrado subjetivamente y comprometido de manera realista. El que cumpla esa tarea depende de la autenticidad con que se viva la vida de fe dentro de los diversos elementos de la escuela.

En la apropiación ideal de este compromiso lasaliano:

El estudiante – considera seriamente los siempre presentes movimientos de la gracia de Dios dentro de los cuales se encuentra su propia vida. La presencia viva de Dios llega a ser gradualmente discernida y apreciada tanto a través de los requisitos curriculares como de las actividades extracurriculares. Las clases de religión, los retiros y los proyectos de servicio centran el esfuerzo.

El profesor – entra en la vida de Dios a través de esfuerzos de compromisos de fe cada vez más profundos, e introduce el paradigma de la gracia salvadora de Dios a los estudiantes proporcionando el conocimiento, habilidades y disposiciones necesarias para la madurez cristiana en la sociedad actual. La oferta de salvación de Dios a través de Jesucristo cobra vida en su ministerio de enseñanza.

El Hermano – se compromete plenamente a “mirar todo con los ojos de la fe, hacer todo a la vista de Dios y atribuir todo a Dios” (R5) Esta fe enciende “un celo ardiente por los que se les confía para que abran sus corazones a fin de recibir la salvación revelada en Jesucristo” (R7) Su vida de oración apoya y da forma a su trabajo.

La relación maestro/estudiante – se centra en procurar la salvación de las almas, compartiendo la postura salvífica de Dios frente a la humanidad a través de una preocupación compasiva por el bienestar total de este estudiante en esta situación. La fe, como la “seguridad de las cosas que se esperan”, no duda del bien que se puede lograr en virtud de esta relación. La actividad de la enseñanza – comienza con una fe fundamental en la autenticidad del contenido de la enseñanza y en la receptividad de los estudiantes. La actividad de la enseñanza trae consigo la cristalización de las características personales. Los estudiantes recuerdan poco de lo que aprenden, pero recuerdan mucho de quiénes aprenden. El carácter cristiano del maestro demostrado en la actividad de enseñanza lleva a los estudiantes a la madurez cristiana.

La escuela – inicia, demuestra y apoya una vida de fe realista. Sus estructuras se esfuerzan por establecer una auténtica pedagogía cristiana, la dinámica actualizada de la presencia salvadora de Dios. Una escuela así es aquella en la que la fe es más que un elemento de conversación, más que una pieza pedagógica entre muchas otras. Es tan natural como respirar.

La Comunidad de los Hermanos – se esfuerza, a través de sus relaciones internas y externas, por dar vida a la fe y ponerla en práctica. Sostiene una vida centrada en la persona de Jesucristo y la misión de la educación. El Evangelio es su primera y principal Regla (R6), y el trabajo de la educación es su principal preocupación (R7).” (Pg 320-321)

Esta entrada fue publicada en Cuestiones de hoy, Instantes lasalianos, Libros sobre espiritualidad, Misión Compartida y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.