Mujeres que corren con los lobos (libro).

Autora: PINKOLA ESTÉS, Clarissa

Mujeres que corren con los lobos- En toda mujer hay fuerzas poderosas pendientes de descubrir.

Ed: Ediciones B. Penguin Radom House. Barcelona Febrero 2019, 3ª reimpresión. 784 pág.

Breve descripción:

Podríamos decir que es un libro de cuentos que surgen desde la profundidad del ser humano y de las culturas más antiguas. Cuentos especialmente aplicados a las mujeres. En la estructura y en la narración de cada cuento se nos descubre la esencia femenina, instintiva, salvaje, motor de las capacidades que cada ser humano albergamos. Es un libro de espiritualidad, de la espiritualidad femenina en la que todos participamos. Y también de las capacidades espirituales que perdemos si no estamos conectados con lo más instintivo de la naturaleza humana. Redactado en un estilo circular, muy americano, volviendo a repetir las ideas fundamentales.


ÍNDICE (Con un * marcamos el cuento de cada capítulo)

PREFACIO
INTRODUCCIÓN: CANTANDO SOBRE LOS HUESOS

1.- EL AULLIDO: LA RESURRECCIÓN DE LA MUJER SALVAJE
* La Loba
* Los cuatro rabinos

2.- LA PERSECUCIÓN DEL INTRUSO: EL COMIENZO DE LA INICIACIÓN
* Barba Azul
El depredador natural de la psique
Las mujeres ingenuas como presa
La llave del conocimiento: La importancia del rastreo
El novio animal
El rastro de la sangre
Retrocesos y serpenteos
El grito
Los devoradores de pecados
El hombre oscuro de los sueños de las mujeres

3.- EL RASTREO DE LOS HECHOS: LA RECUPERACIÓN DE LA INTUICIÓN COMO INICIACIÓN
La muñeca en el bolsillo: Vasalisa la Sabia
* Vasalisa
Primera tarea – Dejar morir a la madre demasiado buena
Segunda tarea – Dejar al descubierto la tosca sombra
Tercera tarea – Navegar a oscuras
Cuarta tarea – El enfrentamiento con la Bruja Salvaje
Quinta tarea – El servicio a lo irracional
Sexta tarea – La separación entre esto y aquello
Séptima tarea – La indagación de los misterios
Octava tarea – Ponerse a gatas
Novena tarea – La modificación de la sombra

4.- EL COMPAÑERO: LA UNIÓN CON EL OTRO
-El himno del hombre salvaje: Manawee
* Manawee
La doble naturaleza de las mujeres
El poder de Dos
El poder del nombre
La tenaz naturaleza canina
El sigiloso apetito seductor
La adquisición de la fiereza
La mujer interior

5.- LA CAZA: CUANDO EL CORAZÓN ES UN CAZADOR SOLITARIO
-La Mujer Esqueleto: El enfrentamiento con la naturaleza de la Vida/Muerte/Vida del amor.
* La Mujer Esqueleto
La Muerte en la casa del amor
Las primeras fases del amor
El hallazgo accidental del tesoro
La persecución y el escondrijo
El desenredo del esqueleto
El sueño de la confianza
La entrega de la lágrima
Las fases más tardías del amor
El tambor y el canto del corazón
La danza del cuerpo y el alma

6.- EL HALLAZGO DE LA MANADA: LA DICHA DE LA PERTENENCIA
* El patito feo
El exilio del hijo singular
Clases de madres
La madre ambivalente
La madre derrumbada
La madre niña o la madre no mimada
La madre fuerte, la hija fuerte
Las malas compañías
Lo que no parece correcto
El sentimiento paralizado, la creatividad paralizada
El forastero de paso
El don del exilio
Los gatos despeinados y las gallinas bizcas del mundo
El recuerdo y el afán de seguir adelante contra viento y marea
El amor al alma
* El Zigoto Equivocado

7.- EL JÚBILO DEL CUERPO: LA CARNE SALVAJE
El lenguaje corporal
El cuerpo en los cuentos de hadas
El poder de las caderas
* La Mariposa

8.- EL INSTINTO DE CONSERVACIÓN: LA IDENTIFICACIÓN DE LAS TRAMPAS, LAS JAULAS Y LOS CEBOS ENVENENADOS
La mujer fiera
* Las zapatillas rojas
La pérdida brutal en los cuentos de hadas
Las zapatillas rojas hechas a mano
Las trampas
Trampa 1: La carroza dorada, la vida devaluada
Trampa 2: La anciana reseca, la fuerza de la senescencia
Trampa 3: La quema del tesoro, el hambre del alma
Trampa 4: La lesión del instinto de conservación, consecuencia de la captura
Trampa 5: El subrepticio intento de llevar una vida secreta, de estar dividida en dos
Trampa 6.- El temor ante lo colectivo, la rebelión de la sombra
Trampa 7.- La simulación, el intento de ser buena, la normalización de lo anormal
Trampa 8.- La danza descontrolada, la obsesión y la adicción
La adicción
En la casa del verdugo
El tardío intento de quitarse los zapatos
El regreso a la vida hecha a mano, la curación de los instintos dañados

9.-LA VUELTA A CASA: EL REGRESO A SÍ MISMA
* Piel de foca, piel del alma
La pérdida del sentido del alma como iniciación
La pérdida de la piel
El hombre solitario
El hijo espiritual
La resecación y la lisiadura
La llamada del Viejo
La prolongación excesiva de la estancia
La liberación, la inmersión
La mujer medial: La respiración bajo el agua
La salida a la superficie
La práctica de la soledad deliberada
La ecología innata de las mujeres

10.- EL AGUA CLARA: EL ALIMENTO DE LA VIDA CREATIVA
* La Llorona
La contaminación del alma salvaje
El envenenamiento del río
El incendio del río
El hombre del río La recuperación del río
La concentración y la fábrica de fantasías
* La vendedora de fósforos
La represión de la fantasía creativa
La renovación del fuego creador
* Los tres cabellos de oro

11.- EL CALOR: LA RECUPERACIÓN DE LA SEXUALIDAD SAGRADA
* Las diosas obscenas
Baubo: La diosa del vientre
Coyote Dick
Una excursión a Ruanda

12.- LA DEMARCACIÓN DEL TERRITORIO: LOS LIMITES DE LA CÓLERA Y EL PERDÓN
* El oso de la luna creciente
Las enseñanzas de la cólera
La intervención de la curandera: El ascenso a la montaña
El oso espiritual
El fuego transformador y la acción adecuada
La justa cólera
* Los árboles secos
Los descansos
El instinto y la cólera heridos
La cólera colectiva
La persistencia de la antigua cólera
Las cuatro fases del perdón

13.-LAS CICATRICES DE LA BATALLA: LA PERTENENCIA AL CLAN DE LA CICATRIZ
Los secretos asesinos
La zona muerta
* La mujer de los cabellos de oro
El manto expiatorio

14.- LA SELVA SUBTERRÁNEA: LA INICIACIÓN EN LA SELVA SUBTERRÁNEA
* La doncella manca
La primera fase – El trato a ciegas
La segunda fase – El desmembramiento
La tercera fase – El vagabundeo
La cuarta fase – El descubrimiento del amor en el mundo subterráneo
La quinta fase – El tormento del alma
La sexta fase – El reino de la Mujer Salvaje
La séptima fase – La esposa y el esposo salvajes

15.- LA SOMBRA: EL CANTO HONDO

16.- LA PESTAÑA DEL LOBO

CONCLUSIÓN: EL CUENTO COMO MEDICINA

APÉNDICE


NOTAS (hay casi 100 páginas de notas)

Citas que destaco:

Creo que todas las mujeres y todos los hombres han nacido con ciertos dones. Sin embargo, poco esfuerzo se ha dedicado en realidad a describir las vidas y los hábitos psicológicos de las mujeres inteligentes, talentosas y creativas En cambio, se ha escrito mucho acerca de las debilidades y las flaquezas de los seres humanos en general y de las mujeres en particular” (p. 22)

“Los cuentos son una medicina… Tienen un poder extraordinario; no exigen que hagamos, seamos o pongamos en práctica algo: basta con que escuchemos. Los cuentos contienen los remedios para reparar o recuperar cualquier pulsión perdida. Los cuentos engendran emociones, tristeza, preguntas, anhelos y comprensiones que hace aflorar espontáneamente a la superficie el arquetipo, en este caso, la Mujer Salvaje. ”. (p. 30)

“Los hombres, al igual que las mujeres, tienen que averiguar también el nombre de su doble naturaleza. El amante más estimado, el pariente y el amigo más apreciado, el “hombre salvaje” más estimable es el que desea aprender. Aquellos que no disfrutan con el aprendizaje, los que no se sientes atraídos por las nuevas ideas y experiencias, no pueden desarrollarse más allá del poste del camino junto al cual están descansando en este momento. Si existe una fuerza que alimenta la raíz del dolor, ésta es la negativa a aprender más allá del momento presente”. (p. 188)

“Tres cosas distinguen el vivir del alma del vivir exclusivamente del ego y son: la capacidad de percibir y aprender nuevas maneras de hacer las cosas, la tenacidad de recorrer un camino accidentado y la paciencia necesaria para aprender a amar profundamente y durante mucho tiempo”. (p. 218)

“Dicen que todo lo que nosotros estamos buscando también nos busca a nosotros y que, si nos quedamos quietos, nos encontrará. Es algo que lleva mucho tiempo esperándonos. En cuanto llegue, no te muevas. Descansa. Ya verás lo que ocurre a continuación”. (p. 223)

“Si alguna vez te han llamado insolente, incorregible, descarada, astuta, revolucionaria, indisciplinada, rebelde, vas por buen camino La Mujer Salvaje está muy cerca. Si jamás te han llamado nada de todo eso, aún hay tiempo. Haz prácticas con tu Mujer Salvaje.”. (p. 291)

“’Si vivimos como respiramos, tomando y soltando, no podremos equivocarnos’.
Esta frase simboliza ni más ni menos que el ciclo de la vida: tomar, aprender, dejar ir, aceptar, avanzar… Ese camino es el que deberíamos asumir, algo sencillo y acorde a su vez con el discurrir de la naturaleza que todos deberíamos integrar en nuestro día a día.
Por otro lado, vale la pena recordar un aspecto. Nuestra existencia es cíclica. Saber adaptarnos a los cambios es sobrevivir, pero debemos hacerlo con equilibrio, fluyendo, sin resistencias”.(p.)

“El fondo es el mejor terreno para sembrar y volver a cultivar algo nuevo. En este sentido, alcanzar el fondo, aunque sea extremadamente doloroso, es también llegar al terreno de cultivo”. (p. 224)

“En los ritos aborígenes de todo el mundo, el propósito es confundir a la mente ordinaria para facilitar la iniciación de los individuos en la mística”. (p. 595)

“El fortalecimiento tanto con la palabra como con la oración, con distintas clases de contemplación o con cualquier medio, procede de un numen, una grandeza presente en el centro de la psique pero más grande que toda la psique. Este numen es totalmente accesible y tiene que ser cuidado y alimentado Su existencia, cualquiera que sea el nombre que reciba, es un hecho psíquico incontrovertible.
Difícil e intensamente fructífero, eso es lo que percibe en esencia la persona que se encuentra en un proceso de auténtica madurqción. Y se nota tanto por dentro como por fuera en la persona que se esfueza por alcanzarlo. Sabemos muy bien que existe una notable diferencia entre una vida meditadamente profunda y una vida basada en creencias fantasmagóricas. En este viaje hacia el “verdadero hogar”, aunque de vez en cuando retrocedamos para recapitular o medir las cosas desde el lugar de donde venimos, no retrocedemos para retroceder.” (Pág 695)

Esta entrada fue publicada en Libros sobre espiritualidad, Temas de hoy y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.