Las 12 virtudes…

Seguramente ha oído hablar de las “12 virtudes de un buen maestro”. San Juan Bautista De La Salle las nombró, el Hno. Agathon las explicó y ahora a nosotros nos sirven de inspiración para trabajar nuestra identidad.

Hoy no está de moda hablar de virtudes, en todo caso de valores. Nos da un poco de apuro hablar de “buen comportamiento” o “buenos hábitos”. Nunca como antes hemos tenido criterios para discernir qué es lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo y, sin embargo, aunque la teoría la podamos tener clara, la práctica es otra cosa. Vivimos en sociedades líquidas, de pensamiento débil, donde todo es cuestionable y se lleva ser cínico… Pero ni antes ni ahora es lo mismo ser paciente que impaciente, decir la verdad que mentir, ser diligente que perezoso, construir que destruir… no es lo mismo.

Así que te ofrecemos en este artículo la posibilidad de saber un poco más de alguna virtudes lasalianas (por supuesto, no son exclusivas de los lasalianos) pero nos han configurado en nuestros 300 años de historia. Y, seguramente, lo van a seguir haciendo.

Más abajo tiene los enlaces puedes descargar el texto del Hno. Agathon en español, y también lo puede leer en el original francés. Y también encontrará una versión en inglés, adaptada al lenguaje actual.

Si hace 300 años estos textos se dirigían a los Hermanos, hoy los leemos educadores religiosos y seglares, de más de 80 países diferentes. En nuestros centros educativos no todos son maestros o profesores, también hay un buen grupo de personas que realizan tareas de contabilidad, secretaría, recepción, cargos de administración. No desarrollan su labor en el aula, pero sí realizan la misión lasaliana en las oficinas. Durante más de 250 años esta labor también fue realizada íntegramente por Hermanos.

Hemos seleccionado las virtudes para una buena secretaria o administrativa. Cada participante en la formación elegió individualmente sus 12 virtudes, luego por parejas y posteriormente en grupos pequeños fuimos acordando una única lista de 12. Aquí les ofrecemos un sencillo trabajo en Power Point, que después de una oportuna presentación, explica cada virtud con ejemplos y contraejemplos. Deseamos que cualquier de ustedes pueda sentirse conectado, pueda criticar y enriquecer el listado. Recuerden que lo más importante aquí no es el texto, sino la práctica. Un buen hábito es una fuerza interior que nos hace más valiosos y más cercanos a la disfrutar de la felicidad.

Gracias a Dolores, Olivia, Manoli, José Luis, Ernesto, Mª Ángeles, Ángeles, Lucién, Ana, Yolanda, Bárbara, Pili, Mª Carmen, Dami, Cati, Antònia, Laura, Mónica y Paqui.
Hno. Paco Chiva.


Hno. Agathon

Esta entrada fue publicada en Espiritualidad en la red, Instantes lasalianos, Misión Compartida y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario