Salir a las periferias – Reunión comunitaria

SI YO TUVIERA ENTRAÑAS DE MISERICORDIA

Señor, si yo tuviera entrañas de misericordia…
saldría de mi casa
para encontrarme con los necesitados;

de mi apatía,
para ayudar a los que sufren;

de mi ignorancia,
para conocer a los ignorados;

de mis caprichos,
para socorrer a los hambrientos;

de mi actitud crítica,
para comprender a los que fallan;

de mi suficiencia,

para estar con quienes no se valen;
de mis prisas,

para dar un poco de mi tiempo a los abandonados;
de mi mundo de seguridades,

para acompañar a los que viven perseguidos;
de mi pereza,

para socorrer a quienes están cansados de gritar;
de mi burguesía,
para compartir con los pobres.

Señor, si yo tuviera entrañas de misericordia…
aprovecharía mi experiencia para ayudar a los equivocado
mi ternura, para acoger a emigrantes y niños;
mi salud, para acompañar a enfermos y ancianos;
mi ciencia, para orientar a los perdidos;
mi responsabilidad, para cuidar a los abandonados;
mi rectitud, para buscar a los pródigos;
mi paz interior, para reconciliar a los enemigos;
mi amor, para acoger a los desengañados;
mi oración, para hacerme más hijo y hermano;
mi vida, para dada a quien la necesita.

¡Señor, dame entrañas de misericordia!

(Florentino Ulibarri, «Al viento del Espíritu»)

FOTOPALABRA:

Primero: Existen diversas posibilidades, quedarse con:

– La foto que sea más impactante para cada Hermano y Asociado.

– La foto que te indigna más.

– La foto que te genera sentimientos encontrados.

– La foto que no tiene sentido en esta reunión.

– La foto que te mueve más a salir a las periferias.

El objetivo es que «las imágenes nos ayuden a hablar»…

Cada Hermano o Asociado puede selañar en la galeria la foto que ha elegido, con el ratón te sitúas encima de la foto y con la rosca del ratón puedes hacer grande la foto que se quiera señalar.

En este momento leemos la Palabra de Dios: Jn 3, 1-8

1 Un fariseo llamado Nicodemo, hombre importante entre los judíos, 2 fue de noche a visitar a Jesús. Le dijo:
–Maestro, sabemos que has venido de parte de Dios a enseñarnos, porque nadie puede hacer los milagros que tú haces si Dios no está con él.
3 Jesús le dijo:
–Te aseguro que el que no nace de nuevoa no puede ver el reino de Dios.b
4 Nicodemo le preguntó:
–Pero ¿cómo puede nacer un hombre que ya es viejo? ¿Acaso puede entrar otra vez dentro de su madre para volver a nacer?c
5 Jesús le contestó:
–Te aseguro que el que no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios.d 6 Lo que nace de padres humanos es humano; lo que nace del Espíritu es espíritu. 7 No te extrañes si te digo: ‘Tenéis que nacer de nuevo.’ 8 El viento sopla donde quiere y, aunque oyes su sonido, no sabes de dónde viene ni a dónde va.e Así son todos los que nacen del Espíritu.f
Hacemos unos instantes de silencio y pasamos a hacer un segundo pase de las fotos (volver a inicio y pasarlas todas)

Segundo: ¿Qué imagen elegiría Dios para hacerme salir a mí a las periferias?
El objetivo es abrirnos a la llamada del Espíritu.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.