Desde la libertad. Acompañamiento espiritual.

La libertad es un gran don que recibimos de la vida. Y a la vez es una conquista. Nos hacemos personas en la medida que desarrollamos nuestra libertad. Pero hay diferentes dimensiones en la libertad: libertad como espontaneidad, autoafirmase sobre lo que le rodea a uno, autonomía, desarrollar el propio proyecto, integración de la autoridad, capacidad de entrega…

1.- ¿Qué te sugiere cada una de las siguientes imágenes con respecto a tu libertad? No es necesario que comentes todas, pero es muy importante que expreses lo que te hacen sentir.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2.- Dios nos ha hecho libres para hacernos creadores con Él, co-creadores, de este mundo. Su libertad nos abre a dejarnos conducir por Dios, a que Él sea el centro, para llevarnos más allá de nuestros límites. ¿Cómo vives tu apertura al Espíritu?

 

 

Esta entrada fue publicada en Acompañamiento espìritual. Guarda el enlace permanente.